Tratamiento con bótox

Las infiltraciones consisten en la introducción de diferentes sustancias biocompatibles en las zonas indicadas,

Las más populares son el ácido hialurónico y la toxina botulínica y están indicadas en pacientes con depresiones cutáneas, arrugas, surcos, cicatrices… Estas intervenciones también permiten el aumento o remodelación de ciertas zonas faciales como pómulos, mentón, labios o nariz, así como el tratamiento de la ATM, entre otros.

Contactanos

No estamos conectados en este momento. Pero puedes enviarnos un email y te responderemos tan pronto como nos sea posible